Nace ScootCity


Con el objetivo de que el concepto smart city sea una realidad en el corto plazo, se presenta como clave la cuestión de conseguir incrementar la presencia del vehículo eléctrico en las mismas. Para alcanzar este objetivo, previamente se deben llevar a cabo todos aquellos desarrollos que permitan poner a disposición de las ciudades las herramientas necesarias para conseguir la tan ansiada integración de este tipo de vehículo.

Dentro de este contexto, el proyecto “SCOOTCity – Desarrollo de plataforma de comunicación para la utilización del scooter eléctrico como elemento de recogida de información en las smart cities, se centra en el impulso y fomento del uso del scooter eléctrico en las ciudades. Dentro del proyecto, se pretende desarrollar una plataforma de comunicación bidireccional que en tiempo real permita el intercambio de información entre el triángulo “usuario – vehículo – ciudad”, de tal forma que de este modo se consiga optimizar la integración del vehículo eléctrico tipo scooter en las ciudades. De acuerdo con esto, como principal innovación del proyecto, se establece el hecho de que el scooter eléctrico se comporte como un sensor móvil que continuamente transfiere información en ambos sentidos de la plataforma de comunicación, ya que además de la pantalla táctil integrada, (como elemento de comunicación con la plataforma), a lo largo del vehículo tendrá integrado una serie de conectores y sensores inteligentes que facilitarán el intercambio de información, de modo que permitirán por ejemplo saber la calidad del aire, el nivel de contaminación acústica, saber en qué punto de la ciudad se encuentra el vehículo en tiempo real, optimizar rutas, entre otras aplicaciones.

Con el fin de demostrar el potencial y utilidad de uso de este tipo de vehículo, se ha definido como campo de pruebas la utilización de las scooter eléctricas inteligentes por parte de la Policía Local del Ayuntamiento de Málaga. Se dispondrá a disposición del cuerpo de una serie de vehículos equipados y “customizados” de tal modo que les permita realizar su labor sin ningún tipo de problema durante el periodo de la experiencia piloto. Se ha elegido este cuerpo de seguridad por el mero hecho de que su flota de vehículos está permanentemente circulando por todas las áreas de una ciudad, siendo por ello un caso muy favorable a la hora tanto de recoger datos de contaminación ambiental y acústica de todo el área metropolitana, como de extrapolar resultados a otras ciudades.